Al estar repletas de nutrientes y de un sabor fresco, las sopas son una opción favorita para complacer su paladar. En la licuadora Vitamix puede crear texturas en trocitos al añadir unas pocas verduras picadas al final o hacer un puré totalmente sin grumos.

Por supuesto que crudo no significa frío. Puede consumir la sopa enfriada, a temperatura ambiente o ligeramente tibia, todo determinado por la cantidad de tiempo que se licue.

Las sopas preparadas en la licuadora Vitamix según lo establecido quedarán crudas, por lo que conservarán valiosas enzimas. Nuestras sopas crudas se licuan durante dos minutos o menos, sin alcanzar el tiempo para sobrepasar la temperatura de 40 °C (104 °F).

Estas y otras sopas crudas pueden encontrarse en el recetario para vivir con alimentos frescos.

  • Sopa de miso y shiitake: El rico y salado miso y los hongos shiitake se complementan con jengibre y ajo, aderezados con cebollines, en esta sustanciosa sopa que diseñó Ani Phyo, autora del premiado recetario y celebridad de un programa de cocina en YouTube.
  • Sopa mediterránea: Los soleados sabores del Mediterráneo se imprimen en esta sopa cruda, creada por la chef de comida cruda, profesora e investigadora Victoria Boutenko.