Saltar a Contenido

Sopa espesa de jitomate y frijoles blancos a la toscana

Perfecto puré con la cremosa textura de los frijoles blancos. Ideal para servir con croutons caseros.

Tuscan Tomato White Bean Soup

Sopa espesa de jitomate y frijoles blancos a la toscana

Ingredientes

  • 3 cucharadas (45 ml) de aceite de oliva extra virgen
  • ½ cebolla pequeña (60 g) pelada
  • 5 dientes de ajo pequeños
  • 1 cucharadita de sal (opcional)
  • 2 cucharadas (30 ml) de jitomate concentrado
  • 2 libras (900 g) de jitomates saladette
  • 2 latas (850 g) de frijoles blancos escurridos
  • 4 tazas (960 ml) de caldo de verduras
  • 1 taza (240 ml) de agua
  • 1 ramita fresca de romero
  • ¼ de cucharadita de hojuelas de pimiento rojo molidas

Instrucciones

  1. Caliente 1 cucharada del aceite en un horno holandés o cacerola grande a fuego medio-alto. Agregue la cebolla, el ajo y una pizca de sal. Revuelva de vez en cuando, hasta que la cebolla se ablande (aproximadamente 5 minutos). Agregue el jitomate concentrado y cocine durante 1 minuto. Añada los jitomates, los frijoles, el caldo, el agua, la ramita de romero y las hojuelas de pimiento rojo. Deje hervir. Reduzca el fuego a medio y deje cocer durante 20 minutos.
  2. Deseche la ramita de romero. Usando un cucharón y, por partes, vierta la sopa en el vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa.
  3. Encienda la licuadora en la velocidad más baja y luego increméntala hasta llegar a la máxima.
  4. Licúe durante 20 segundos o hasta que adquiera la consistencia deseada. Vierta en una cacerola para mantenerla caliente. Repita los pasos con el resto de la sopa.

Guarnición de crutones (opcional)

Ingredientes

  • 4 rebanadas (114 g) de chapata cortadas en cubitos
  • ¼ de taza (55 g) de queso mozzarella rallado
  • 1 cucharada de hojas frescas de romero picadas

Instrucciones

Notas del chef

Normalmente, una lata de frijoles blancos contiene 15 onzas (425 g). Para la guarnición: Precaliente el horno a 200 °C (400 °F). Coloque los cubitos de chapata en una bandeja para hornear, bañe con el aceite de oliva restante y esparza las hojas picadas de romero y el queso mozzarella. Hornee hasta que los cubitos se doren, aproximadamente 10 a 15 minutos. Esta sopa es ideal para congelarla en lotes y recalentarla cuando se le antoje una sopa fresca.

Su sesión ha expirado por inactividad.

Vuelva a cargar la página