La satisfacción que da alimentar y nutrir a su pequeño con alimentos frescos y no procesados no tiene precio. Por supuesto que preparar su propia comida para bebés es menos costoso que comprar alimentos para bebés comerciales, pero es mucho menos cuando reserva una porción de una comida familiar para las papillas. Las licuadoras Vitamix procesan con facilidad las texturas difíciles de mezclar, como el apio, el pollo y los espárragos. Aquí le damos algunas ideas para transformar las comidas en papillas para bebés recién hechas.

Ventajas

La conveniencia de los alimentos para bebés comerciales tiene un precio: contienen aditivos y se someten a un calentamiento excesivo, lo cual disminuye los nutrientes, para aumentar su vida útil.

Los alimentos para bebés elaborados a partir de las comidas que usted prepara en casa tienen más valor nutricional que los productos comerciales y no contienen aditivos: usted tiene control sobre los ingredientes y puede aumentar su vida útil indefinidamente al congelarlos.

Tips de preparación

  • Cueza al vapor las frutas y verduras antes de licuarlas para que sean más digeribles.
  • Haga puré y congele verduras de la temporada para que no tenga que depender de las opciones del supermercado que no son de la temporada y pueda dar a su bebé el sabor que le gusta. Por ejemplo, si a su bebé le encanta el puré de calabaza y camote, hágalo puré y congélelo en el otoño para servirlo en primavera.
  • Unas gotas de jugo de limón en cada lote de papilla de fruta o verdura evita que se ponga oscura.
  • Ajuste la consistencia de las papillas con agua purificada.
  • Para suavizar las papillas fibrosas o granulosas, cuélelas en un tela para quesos o bolsa de filtrado.

Combinaciones de alimentos y sabores

Los bebés tienen paladares simples, que todavía no se han desarrollado, y no responden bien a lo salado ni a las especias, ni pueden apreciarlas. Pero mantener los sabores sencillos no significa que tenga que conformarse y aburrirse. Mezcle y combine alimentos integrales sin condimentar para atraer y desarrollar el paladar de su pequeño que está en desarrollo.

Prepare una mezcla de verduras y pollo al procesar pollo en cubos con zanahoria y col rizada al vapor. Combine zanahorias, papas, tomates, apio, carne de res y chirivías para preparar un estofado para bebés lleno de nutrientes.

Para agregar un poco de fibra y granos integrales a la dieta de su bebé, elija el arroz integral. Una combinación de jitomates y arroz integral cocidos al vapor hace una sabrosa combinación que llena la pancita de su bebé sin sobrecargarlo.

A todo mundo le gusta un buen smoothie, ¿por qué no también a su pequeño? Recree un clásico smoothie rojo licuando 1 parte de manzana y 1 parte de plátano con 2 partes de cada uno de estos ingredientes: yogurt, fresas y frambuesas. Para preparar una versión plátano-mango combine 2 partes de cada uno de estos ingredientes: yogur, plátano y mango con 1 parte de manzanas y 1 de chabacano.

Cómo almacenar papillas caseras

Para almacenarlas de forma sencilla, haga porciones de las sobras de papilla en charolas de cubitos de hielo y congélelas. Luego guarde las porciones individuales en bolsas para congelador resistentes. Para guardarlas en el refrigerador, haga porciones de las papillas en envases para alimentos de bebés y consérvelos hasta tres días.