Hay diversos tipos de jitomates en rama: cherry, ciruela, bola (y la lista continúa). Y no hay nada mejor que los jitomates para añadir un color brillante, acidez y dulzura a sus platillos favoritos. Y aunque la temporada de jitomates puede ser breve, con un poco de preparación se puede disfrutar de estos jugosos frutos de piel firme (¿o verduras?) durante todo el año. Existen diversos métodos para conservar los jitomates, pero el enlatado y la congelación son los más comunes. Incluso puede usar su licuadora Vitamix para hacer salsas, guisados y purés antes de almacenarlos. De esa manera, cuando tenga antojo de un plato de sopa de jitomate caliente durante el invierno, lo único que tiene que hacer es recalentar. Aquí le compartimos algunas recetas para saciar el antojo de jitomate durante el otoño y los meses posteriores.