Si bien mis intereses y mi estilo pueden cambiar con el tiempo, hay algo en mí que se mantiene: soy minimalista de corazón. Puede ser fácil dejarse influenciar por las nuevas tendencias y productos que aparecen en sus redes todos los días, pero he aprendido que "menos es más" y eso me hace muy feliz.

Con esa mentalidad, aprecio enormemente todo aquello que me ha dado buenos resultados. Paso mucho tiempo en mi cocina: es donde creo mis recetas, nutro mi cuerpo y bailo. También es donde nos reunimos y convivimos con amigos cuando organizo una cena o conversamos mientras tomamos vino. Es el centro de la casa, mi oficina y, por mucho, mi lugar favorito. No es un espacio tan grande, lo cual es otro motivo para no tener muchos aparatos de cocina de un solo uso. Todo lo que necesito son algunos productos básicos para cocinar y divertirme, y uno de esos imprescindibles es mi licuadora Vitamix A3500. Mi Vitamix tiene un lugar especial en mi corazón. Fue un regalo de bodas de mi abuela cuando me casé hace 6 años, y fue la que usé para preparar mis smoothies ombré que se hicieron virales en Instagram y ayudaron a generar muchas oportunidades increíbles para Wu Haus.

Hasta el día de hoy, me encanta Vitamix y la uso todos los días para crear otras recetas, además de smoothies. Por las mañanas, uso mi Vitamix para crear un matcha latte espumoso y supercremoso. También puedo crear aderezos para ensaladas en primavera y verano, sopas licuadas en otoño e invierno, y postres durante todo el año. Además, puedo preparar bebidas adaptógenas y pociones herbales, como mi tónico del sueño y leche para dormir, e incluso puedo hacer mi propia leche de frutos secos.

Últimamente, lo que más me ha gustado de la Vitamix no tiene que ver tanto con la cocina, ya que puedo usarla en otros ámbitos de mi vida como parte de mi rutina de cuidado y bienestar. Me encanta usar mi Vitamix para crear una mascarilla simple de aguacate para reparar el cabello dañado, además de hidratarlo y rejuvenecerlo. Los aceites naturales del aguacate ayudan a hidratar el cabello y sus aminoácidos retienen la humedad. Con la Vitamix, puedo eliminar todos los grumos y crear una textura rica y cremosa para que mi cabello tenga todos los beneficios. Puedo mezclarlo con otros ingredientes hidratantes y aplicarlo sobre el cabello seco, ya que el cabello húmedo repelerá los aceites y no será tan eficaz. Solo debo avisar en mi casa si estoy usando mi Vitamix para crear algo que no puede comerse, ¡pues no quiero que nadie se lleve una sorpresa!

La Vitamix es una parte vital de mi rutina diaria de bienestar y me encanta encontrar nuevas formas de usarla. Si tiene una, mi sugerencia es que sea creativo y pruebe cosas nuevas. No hay una forma incorrecta de usarla y podría descubrir un nueva rutina favorita de cuidado personal ¡o incluso una profesión! ;)

Recetas de bienestar personal para probar: