Saltar a Contenido

Polvo de hígado de cerdo

Este polvo fino agrega un sabor audaz y rico a los caldos.

pork liver powder in a jar

Ingredientes

  • 320 g (1 pieza) de hígado de cerdo
  • 40 g (½) limón cortado en 3 rodajas
  • 80 g (½) cebolla rebanada, para uso dividido
  • 1 pieza de raíz de jengibre fresca

Instrucciones

  1. En un tazón grande, coloque el hígado de cerdo, las rodajas de limón y 40 g (½) de cebolla. Cubra con agua a temperatura ambiente. Reserve por una hora, cambiando el agua dos veces durante ese tiempo.
  2. Retire los ingredientes del líquido y enjuague bien el hígado. Rebane el hígado en tiras muy finas. Coloque el hígado en una cacerola con la cebolla restante y el jengibre, y cubra con agua. Lleve a ebullición y deje hervir durante 5 minutos. Cuele el hígado, la cebolla y el jengibre. Vuelva a colocar la cacerola sobre el fuego, agregue el hígado, la cebolla y el jengibre, y llene con agua nuevamente.
  3. Hierva durante otros 2 minutos. Vuelva a colar y seque el hígado con toallas de papel.
  4. En un sartén, fría las tiras de hígado a fuego lento hasta que se sequen (alrededor de 45 minutos). Permita que se enfríen un poco. Agregue el hígado al vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa. Seleccione la velocidad 1, encienda la licuadora e incremente la velocidad hasta llegar al máximo. Licúe durante 20 a 45 segundos, dependiendo de la consistencia deseada.
  5. Coloque el polvo de hígado en un sartén y cocine a fuego lento hasta que esté completamente seco. Guarde el polvo de hígado en el refrigerador hasta por una semana.

Su sesión ha expirado por inactividad.

Vuelva a cargar la página