Las dietas relámpago son una moda pasajera. Una dieta alaba los beneficios de consumir menos grasa, y la siguiente dieta de moda dirá exactamente lo contrario. No es una sorpresa que piense que la alimentación saludable y natural o "Clean Eating" es tan solo una nueva tendencia que pasará al olvido con el tiempo.

Sin embargo, la alimentación saludable y natural no es una dieta, sino un estilo de alimentación que pone el énfasis en la calidad de los alimentos que comemos, y no cuánto o cuándo los comemos. De hecho, ni siquiera se trata de un concepto nuevo. Mucho antes de los alimentos procesados, los pesticidas, las hormonas y los alimentos genéticamente modificados, la gente comía directamente de la fuente de alimento con muy poco procesamiento, además de cocinarlo, claro.

La alimentación saludable y natural le permite volver a tener el control de lo que entra en su cuerpo. Los alimentos de alta calidad, integrales e idealmente orgánicos reemplazan a aquellos llenos de pesticidas, producto de la ingeniería genética o producidos masivamente.

¿Por qué?

Los alimentos muy procesados que llenan las estanterías de la tienda de alimentos más cercana están cargados de calorías, azúcares añadidos e ingredientes que solo los científicos saben pronunciar, pero sin embargo, no tienen muchos nutrientes beneficiosos. Estos alimentos están vinculados con la obesidad, los bajos niveles de energía y un riesgo mayor de diabetes, enfermedades cardíacas y, en algunos casos, cáncer. Muchos de estos alimentos de baja calidad también contienen pesticidas o ingredientes modificados genéticamente, y ambos factores podrían ser peligrosos para la salud, además del impacto ambiental que tienen en su entorno.

La alimentación saludable y natural nutre nuestro cuerpo con alimentos saludables y cargados de nutrientes, como los vegetales, las frutas, las nueces, las legumbres, el aceite de oliva extra virgen, las carnes provenientes de animales alimentados a pasto y lácteos libres de hormonas. Basar nuestra alimentación en este tipo de alimentos nos permite ofrecerle a nuestro cuerpo muchas vitaminas y minerales, proteínas de calidad y grasas saludables, que mejoran nuestra salud cardíaca y cerebral, nos ayudan a controlar nuestro peso, fortalecen nuestro sistema inmunitario y mejoran nuestros niveles de energía, entre otros beneficios.

Con todo esto en mente, la alimentación saludable y natural no se trata de perder peso. Muchos alimentos que consideramos saludables y naturales tienen muchas calorías y no nos ayudarán a reducir nuestro nivel de grasa. Así que, si lo que quiere es perder peso, no se deje llevar por las etiquetas de "saludable y natural" al elegir qué llevar a su mesa.

¿Cómo se puede tener una alimentación saludable y natural? Es bastante sencillo. Siga estos tres consejos para hacer que su transición a la alimentación saludable y natural sea lo más fácil posible.

  1. Compre los alimentos en las tiendas que encontrará alrededor del supermercado Los alimentos saludables y naturales se encuentran, por lo general, en los alrededores de los supermercados. Dedique la mayor parte de su tiempo a la sección de productos agrícolas y compre una gran variedad de frutas y vegetales coloridos y saludables. Elija los alimentos orgánicos, sobre todo, la carne, los productos lácteos y los productos agrícolas incluidos en la lista de los 12 productos más peligrosos, cuando sea posible.
  2. 2) Lea las etiquetas Si finalmente recorre los pasillos del supermercado, asegúrese de leer las etiquetas de los alimentos. Verifique la lista de ingredentes y evite todo los productos cuyos componentes no conozca o ni siquiera pueda pronunciar. Cuantos menos ingredientes, mejor. También verifique la lista de azúcares añadidos en la sección de carbohidratos. Un producto tan básico como la salsa para pasta puede tener hasta 100 gramos de azúcar en un solo frasco.
  3. Cocine ¿Sabe cuál es la mejor manera de tener una alimentación saludable y natural? Cocinar su propia comida. De esa manera, usted tiene todo el control sobre los ingredientes que consume y puede estar seguro de que sus comidas son realmente saludables y naturales. Cocinar también le permitirá evitar los productos que se hacen pasar por saludables, pero que no lo son para nada. Por ejemplo, muchos jugos saludables que podemos encontrar en los supermercados contienen muchísima azúcar e ingredientes de baja calidad. Es mucho mejor que compre sus propios ingredientes y utilice su Vitamix para licuar sus deliciosos jugos saludables y naturales, llenos de nutrientes.