Kétchup casero

Hacer su propio kétchup le permite controlar el contenido de sodio y azúcar y conseguir una salsa aún más deliciosa. Siga las instrucciones de envasado para tener este kétchup a mano en todo momento.

Homemade-Ketchup 470 x 449.jpg

Ingredientes

  • 30 ml (2 cucharadas) de aceite de oliva virgen extra (opcional)
  • 1 cebolla amarilla mediana (115 g) picada
  • 1,3 kg de tomates partidos por la mitad
  • 100 g (¾ de taza) de dátiles
  • 60 ml (¼ de taza) de vinagre de sidra de manzana
  • 1 cucharadita de sal (opcional)
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo
  • ½ cucharadita de sal de apio
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ de cucharadita de clavo en polvo
  • ¼ de cucharadita de pimienta de Jamaica en polvo

Preparación

  1. Introduzca los tomates en el vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa. Seleccione la velocidad 7. Pulse el interruptor de encendido/apagado de 5 a 6 veces o hasta que los tomates estén picados en trozos grandes usando la barra presionadora para dirigirlos hacia las cuchillas.
  2. En una cacerola grande de fondo grueso, añada el aceite de oliva y caliente a fuego medio-bajo. Añada la cebolla picada y remueva hasta que se poche, pero sin estar dorada, durante unos 10 minutos. Añada los tomates (con el líquido y las semillas), los dátiles, el vinagre, la sal, la mostaza en polvo, la sal de apio, el ajo en polvo, el clavo molido y la pimienta de Jamaica molida a la cebolla. Revuelva y mezcle bien.
  3. Deje hervir la mezcla y luego baje el fuego para cocinarla a fuego lento. Cocine sin tapa y remueva de vez en cuando, hasta que casi todo el líquido se haya evaporado, aproximadamente durante 1 hora y 15 minutos. Deje enfriar durante 20 minutos, eche en el vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa.
  4. Encienda la batidora a la velocidad más baja y luego increméntela rápidamente hasta llegar a la máxima, usando la barra presionadora para dirigir los ingredientes hacia las cuchillas.
  5. Licúe durante 30 segundos.
  6. Eche en un envase hermético y refrigere durante 3 semanas como máximo.
  7. Sirva frío o a temperatura ambiente.

Ingredientes

  • 30 ml (2 cucharadas) de aceite de oliva virgen extra (opcional)
  • 1 cebolla amarilla mediana (115 g) picada
  • 1,3 kg de tomates partidos por la mitad
  • 100 g (¾ de taza) de dátiles
  • 60 ml (¼ de taza) de vinagre de sidra de manzana
  • 1 cucharadita de sal (opcional)
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo
  • ½ cucharadita de sal de apio
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ de cucharadita de clavo en polvo
  • ¼ de cucharadita de pimienta de Jamaica en polvo

Preparación

  1. Introduzca los tomates en el vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa. Seleccione la velocidad 7. Pulse el interruptor de encendido/apagado de 5 a 6 veces o hasta que los tomates estén picados en trozos grandes usando la barra presionadora para dirigirlos hacia las cuchillas.
  2. En una cacerola grande de fondo grueso, añada el aceite de oliva y caliente a fuego medio-bajo. Añada la cebolla picada y remueva hasta que se poche, pero sin estar dorada, durante unos 10 minutos. Añada los tomates (con el líquido y las semillas), los dátiles, el vinagre, la sal, la mostaza en polvo, la sal de apio, el ajo en polvo, el clavo molido y la pimienta de Jamaica molida a la cebolla. Revuelva y mezcle bien.
  3. Deje hervir la mezcla y luego baje el fuego para cocinarla a fuego lento. Cocine sin tapa y remueva de vez en cuando, hasta que casi todo el líquido se haya evaporado, aproximadamente durante 1 hora y 15 minutos. Deje enfriar durante 20 minutos, eche en el vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa.
  4. Encienda la batidora a la velocidad más baja y luego increméntela rápidamente hasta llegar a la máxima, usando la barra presionadora para dirigir los ingredientes hacia las cuchillas.
  5. Licúe durante 30 segundos.
  6. Eche en un envase hermético y refrigere durante 3 semanas como máximo.
  7. Sirva frío o a temperatura ambiente.

Ingredientes

  • 30 ml (2 cucharadas) de aceite de oliva virgen extra (opcional)
  • 1 cebolla amarilla mediana (115 g) picada
  • 1,3 kg de tomates partidos por la mitad
  • 100 g (¾ de taza) de dátiles
  • 60 ml (¼ de taza) de vinagre de sidra de manzana
  • 1 cucharadita de sal (opcional)
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo
  • ½ cucharadita de sal de apio
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ de cucharadita de clavo en polvo
  • ¼ de cucharadita de pimienta de Jamaica en polvo

Preparación

  1. Introduzca los tomates en el vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa. Seleccione la velocidad 7. Pulse el interruptor de encendido/apagado de 5 a 6 veces o hasta que los tomates estén picados en trozos grandes usando la barra presionadora para dirigirlos hacia las cuchillas.
  2. En una cacerola grande de fondo grueso, añada el aceite de oliva y caliente a fuego medio-bajo. Añada la cebolla picada y remueva hasta que se poche, pero sin estar dorada, durante unos 10 minutos. Añada los tomates (con el líquido y las semillas), los dátiles, el vinagre, la sal, la mostaza en polvo, la sal de apio, el ajo en polvo, el clavo molido y la pimienta de Jamaica molida a la cebolla. Revuelva y mezcle bien.
  3. Deje hervir la mezcla y luego baje el fuego para cocinarla a fuego lento. Cocine sin tapa y remueva de vez en cuando, hasta que casi todo el líquido se haya evaporado, aproximadamente durante 1 hora y 15 minutos. Deje enfriar durante 20 minutos, eche en el vaso de la Vitamix y cierre bien la tapa.
  4. Encienda la batidora a la velocidad más baja y luego increméntela rápidamente hasta llegar a la máxima, usando la barra presionadora para dirigir los ingredientes hacia las cuchillas.
  5. Licúe durante 30 segundos.
  6. Eche en un envase hermético y refrigere durante 3 semanas como máximo.
  7. Sirva frío o a temperatura ambiente.