Puré de papa

¡No vuelva a comer un puré de patatas con grumos! Haga este sencillo y cremoso puré en su batidora, el favorito de todos como guarnición.

puré de patatas montado y cremoso en un cuenco gris con cebollino por encima

Ingredientes

  • 820 g de patatas Russet pequeñas con piel
  • 150 g de mantequilla sin sal
  • 240 ml de leche
  • 10 g + 30 g de sal kosher para dos preparaciones distintas

Preparación

  1. Coloque las papas en una olla grande y cúbralas con agua fría. Agregue 30 g (¼ de taza) de sal y caliente a fuego medio. Cueza hasta que estén tiernas, alrededor de una hora y 15 minutos (no ponga a hervir o las papas se desmoronarán cubriendo toda el agua).
  2. Mientras las papas se están cociendo, combine la mantequilla con la leche y el resto de la sal en una cacerola pequeña y caliente a fuego medio. Cocine hasta que la mantequilla se haya derretido por completo y luego reserve.
  3. Una vez que las papas estén tiernas, escúrralas y quíteles la cáscara con una toalla de cocina seca o un pelador. Troce las papas en pedazos pequeños de aproximadamente 2.5 cm (1 pulg).
  4. En el vaso de la Vitamix, introduzca primero la mezcla de la leche y luego las papas. Cierre bien la tapa.
  5. Seleccione la velocidad 3 y comience a pulsar el interruptor de encendido/apagado. Retire el tapón de la tapa e inserte la barra presionadora para dirigir los ingredientes hacia las cuchillas. Pulse el interruptor de encendido/apagado de 18 a 20 veces o hasta obtener una mezcla sin grumos (procure no mezclar de más, de lo contrario las papas quedarán pegajosas y con textura harinosa).
  6. Sirva caliente.

Notas

Asegúrese de utilizar solo patatas de variedad Russet, puesto que otras patatas tienen más fécula y pueden quedarse gomosas. Añada algo de pimienta negra o cebollino al gusto.